1 may. 2011

SGAE

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) es una sociedad privada española reconocida legalmente como de gestión colectiva, dedicada a la gestión del cobro, la distribución de los derechos de autor de sus socios, entre los que se cuentan toda clase de artistas y empresarios del negocio de la cultura y, a la vez, "vela" por los intereses de los editores. El actual presidente es José Luis Borau. El presidente del Consejo de Dirección es Teddy Bautista.
Ha alcanzado una relevante notoriedad estos últimos años, a raíz del conflicto que le ha enfrentado con la industria electrónica por la aplicación a los nuevos soportes digitales del llamado "Canon compensatorio por copia privada" (una tasa genérica que busca compensar a los autores por las copias que realizaran los usuarios de sus obras). Se encontró con una fuerte oposición por parte de los comerciantes y consumidores que financiaron campañas publicitarias y crearon asociaciones y elementos propagandísticos que han hecho mella en la imagen pública de la entidad cuya recaudación se reparte entre los asociados. 
La SGAE ha visto incrementado sus ingresos financieros de forma asombrosa consiguiendo en 3 años (2005-2008) multiplicar por 110 sus activos disfrutando de una abundante liquidez, a pesar de declarar en el ejercico de algún año pérdidas de explotación como diferencia entre los ingresos obtenidos y sus gastos corrientes. En el año 2003 poseía 0,5 millones de euros; en el 2006 55,6 millones de euros. La sociedad ha replicado que no hace mas que aquello para lo que fue creada: defender los derechos de sus socios, reclamando la aplicación de la ley.
Se ha denunciado que en algunos casos la SGAE ha reclamado una parte de los ingresos en concepto de «derechos de autor» en casos en que esos espectáculos no los vulneran ni esos derechos sean propiedad de los afiliados a la SGAE. La SGAE se defendió señalando que no todos los proveedores de los actos benéficos renuncian a cobrar y ha declarado en varias ocasiones que no está capacitada para decidir por sus socios si están o no dispuestos a renunciar a percibir los correspondientes derechos de autor, por ejemplo, en un concierto solidario. 
El 21 de octubre de 2010, el tribunal de la Unión Europea declara ilegal la aplicación del canon digital para empresas y profesionales de España, excluyendo a los consumidores y aclarando que siempre y cuando sea para fines distintos al de la copia privada. A pesar de ello las sociedades de gestión, entre ellas la SGAE, rechazan devover el dinero del cano argumentando que la sentencia no tiene carácter retroactivo. 
En el 2008, la Unión Europea abrió un expediente a la SGAE para estudiar si su posición en el mercado puede vulnerar leyes anti-monopolio en la venta de licencias para descargar música en internet. Más tarde ese mismo año la Comisión Europea puso fin al monopolio de la SGAE al prohibir que fuera la única a la que letristas y compositores españoles puedan encomendar la gestión de sus derechos de autor.

En el 2010 los medios de comunicación se hicieron eco del intento de la SGAE de cobrar a algunos pequeños comercios, como peluquerías o pastelerías, por tener música en sus locales.

3 comentarios:

  1. Buena entrada. Hoy el amigo Teddy soltaba perlas como:
    http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/250487/teddy-bautista-sin-cultura-internet-serian-apuestas-y-pornografia

    Y aprovechaba para fijar sus proximos objetivos (Cobrar a las redes privadas tambien), grrr cuanto cabron y que pocas balas.


    Muy bueno el blog eh?? te sigoooo! :)

    ResponderEliminar
  2. "los creadores no podemos renunciar a recibir dinero porque sería asumir que somos ciudadanos de segunda".(Teddy Bautista; su sueldo triplica el del presidente de Gobierno).

    Jodo como van las cosas =S.En fin........ =o(

    Gracias por seguirlo Borja =o), me alegro que te guste ^^

    ResponderEliminar
  3. mmmm, podría haber explicado lo que es ser ciudadano de segundas porque yo no lo sé....=S

    ResponderEliminar